martes, 29 de septiembre de 2009

Budín de Pan

Este postre clásico no puede faltar en los restaurants argentinos, suele realizarse aprovechando el pan que perdió su frescura. Se come solo con el caramelo que lleva, o se acompaña con crema, dulce de leche o ambos. Versiones hay muchas, una buena opción es agregarle pasas de uva o trocitos de chocolate.

Leche 1 l.
Azúcar 200 g. + extra para el caramelo
Huevos 400 g. (8 u.)
Miga de Pan 300 g.
Esencia de vainilla c/n
Ralladura de limón o naranja c/n (opcional)

Antes que nada, si es de tu preferencia podés usar pan fresco o tipo lactal, también retirarle la corteza para que quede más uniforme y delicado, salvo que quieras un resultado más rústico, eso es a gusto.
Remojá la miga de pan con la leche hasta que se ablande.



Mientras realizá el caramelo calentando azúcar en una ollita o sartén hasta que tome color rubio. Luego volcalo en el molde y movelo para que se distribuya bien. Puede ser un molde o varios individuales.



Desintegrá el pan con un batidor o un mixer. Incorporale el azúcar, los huevos, las esencias y mezclá bien hasta obtener una mezcla homogenea (sin batir).






Volcá la preparación en el molde y horneá a baño de maría (sobre una asadera con agua que cubra por lo menos la mitad del molde) en un horno medio a bajo (160-170°C). Si llega a evaporarse el agua agregale más, siempre caliente.




Para saber si está listo clavale un palillo y si sale limpio ya está, también al moverlo va a tener una consistencia firme.
Para desmoldar es MUY importante dejarlo enfriar para evitar que se te rompa, pero si no tenés más remedio, dejá que baje la temperatura y desmoldalo (conviene que calientes el molde un poco directo sobre la hornalla por si se enfrió el caramelo, sino lo más probable es que quede pegado).
Lo mejor es que lo guardes en la heladera de un día para el otro ya que el caramelo absorbe la humedad, queda líquido y lo desmoldás sin problemas (lo mismo cuenta para los flanes).


domingo, 27 de septiembre de 2009

Pasta Frola

A pedido de Anita, una querida alumna, la receta de la Pasta Frola. Esta masa se adapta para hacer cualquier otra tarta ya sea de manzanas, ricota, coco, masitas, etc.

Masa:
Harina 0000 300 g.
Manteca 150 g.
Azúcar 100 g.
Polvo de hornear 6 g. (1 cdita.)
Huevo 1 u.
Yema 1 u.
Esencia de vainilla c/n

Relleno:
Dulce de membrillo, batata, dulce de leche.

Cremá la manteca con el azúcar, luego incorporale el huevo, la yema y la esencia. Cuando está integrado agregale la harina tamizada con el polvo de hornear y uní la masa Sin amasar hasta que quede bien integrada, al igual que el procedimiento para los alfajores de maicena.
Si notás que la masa queda blanda NO le agregues mucha harina (si no te va a salir una masa dura), lo que ahora tenés que hacer es envolverla en film y refrigerarla para que tome cuerpo cuando enfríe la materia grasa que contiene.
Cuando esté fria pero flexible (si está muy dura se va a romper al estirarla y muy blanda se va a pegar) retirala de la heladera, cortá 2/3 de la masa y sobre una mesada enharinada estirala de apróx. 4 mm. de grosor.
Forrá el molde (no hace falta enmantecarlo porque la masa ya tiene mucha materia grasa), colocale el dulce de membrillo (o batata, dulce de leche, etc), estirá el tercio restante y cortá tiras no muy gruesas (así luego se nota el dulce y queda un aspecto más delicado) y colocalas cruzadas (cortando el exceso de masa con los bordes del molde).
Pintá las tiras con huevo y cociná la tarta a 180°C hasta que esté cocida (20 a 30 minutos o más, depende el tamaño y el relleno que le coloques).
Dejala enfriar, desmoldala y si querés darle brillo una opción es utilizar mermelada reducida: mezclá la misma cantidad de mermelada de damazcos (sin trozos de fruta), agua y azúcar y una vez que rompe hervor y se disolvió bien la mermelada con un pincer pintá bien la tarta. Otra opción es luego pegarle coco rallado por los bordes.



Recordá que este tipo de productos siempre son más ricos con el pasar de los días, recién hecha la masa es crocante y luego se va poniendo más tierna y húmeda :)

sábado, 26 de septiembre de 2009

Alfajores de Maicena

Quién no probó o escucho hablar alguna vez de estos clásicos alfajores argentinos??. Imposible resistirse a la combinación del dulce de leche con la ternura y suavidad de la masa.
Esta es una receta que sin dudas, te va a encantar.

Para 3 docenas de alfajores (4 cm. de diámetro):

Masa:
Manteca 150 g.
Azúcar 150 g.
Yemas 80 g. (4 u.)
Huevos 100 g. (2 u.)
Esencia de Vainilla c/n
Almidón de maiz 400 g.
Harina 100 g.
Polvo de hornear 15 g. (aprox. 1 cda. sopera)
Relleno:
Dulce de leche repostero 1000 g. apróx.
Decoración:
Coco rallado c/n

Mezclá la manteca con el azúcar hasta formar una crema. Luego agregale las yemas, el huevo y la esencia.


Incorporá el almidón tamizado junto con la harina y el polvo de hornear.


Uní la masa sin amasar, hasta que quede bien integrada.



Envolvela en papel film y refrigerala unos 15 a 20 minutos o hasta que tenga una consistencia firme pero flexible.



Espolvoreá la mesa con harina y estirá la masa de 4 a 5 mm., cortá las tapitas (círculos) con un cortante y estibalas en una placa enmantecada siempre dejando un espacio entre ellas.



Cocinalas en horno medio a  fuerte hasta dorar apenas la base, no tienen que tomar color dorado arriba ni estar super secas al ratirarlas del horno, sino luego de enfriarse no van a quedar tiernas.
Pasalas a una rejilla hasta que se enfrien, luego colocá el dulce de leche en una manga y rellenalas. Tapalas, presioná hasta que el dulce llegue a los bordes y pasalas por coco rallado. Listos!!!


Al pasar los días, los alfajores se ponen cada vez más tiernos y ricos ya que las tapitas van absorviendo la humedad del dulce.
Pero mejor que lo compruebes vos mismo en la práctica! ;D

viernes, 25 de septiembre de 2009

Rocklets Cake

La cumpleañera es fanática de los confites de chocolate (o rocklets en este caso) y me pidió una torta que estuviese decorada con ellos. La denominé Rocklets Cake y está compuesta por un  biscuit húmedo de chocolate relleno con crema de dulce de leche, nueces y chocolate. Te la presento:



 

 


viernes, 18 de septiembre de 2009

Cookies de avena y chocolate

Estas cookies o galletas son crocantes y tiernas a la vez, tienen todo el sabor y las propiedades de la avena combinada con trozos de chocolate que las hacen irresistibles.

Para apróx. 3 docenas necesitás:
Manteca 150 g.
Azúcar 200 g.
Huevos 100 g.
Esencia de Vainilla c/n
Harina 180 g.
Avena arrollada (mediana) 250 g.
Polvo de hornear 5 g. (1 cdita. de té)
Chocolate semi amargo 150 g.
Leche c/n

Mezclá la manteca blanda con el azúcar, luego agregá el huevo y la vainilla.


Cuando está todo bien integrado incorporá la avena junto con harina y polvo de hornear tamizados y el chocolate picado en trozos medianos.


Mezclá para unir y si fuese necesario agregá un poco de leche hasta que te quede una masa tierna pero que no se pegue mucho.  No la trabajes en exceso, sólo hasta que se integre.



Espolvoreá la mesada con harina, dividí la masa en dos partes y formá un cilindo con cada una, envolvelos en film y llevalos a la heladera o freezer hasta que estén bien frios.


Cortá rodajas de apróx. 1 cm. y estibalas en una placa enmantecada.



Hornealas a 180 - 200 °C de 10 a 15 minutos o hasta que se dore la base y la superficie tenga apenas color. Van a estar blandas (por la manteca que tienen) pero no es que estén crudas, endurecen cuando enfrían.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Crumble de Manzanas

Hoy te traigo un clásico que no falla y podés comer tanto frio como tibio, solo o acompañado con crema o helado.

Crumble:
Harina 0000 200 g.
Manteca 200 g.
Azúcar 200 g.

Relleno:
Manzanas verdes 3 grandes o 4 chicas
Azúcar 150 g. (o a gusto)
Jugo de limón 15 cc.
Canela c/n (opcional)

Para el crumble mezcla la harina con el azúcar y la manteca fría y formá un arenado a mano o en la procesadora , tiene que quedar como si fuese arena mojada.
El relleno es simple: cortá las manzanas en cubos chicos y mezclalas con el azúcar y el jugo de limón. Cocinalas a fuego directo o al microondas hasta que se tiernicen. Si quedó mucho líquido (las manzanas van a largar durante la cocción) colalas y luego dejalas enfriar.
Si querés que te quede un puré, sólo tenés que cocinar las manzanas por más tiempo hasta que se desarmen.
Si te gusta agregale un toque de canela, también podrías incorporarle nueces picadas y/o pasas de uva.
Para el armado colocá la mitad de crumble sobre la base del molde, arriba distribuí el relleno de manzanas y cubrí con el resto del crumble.


Hornealo a 180 - 190°C hasta que se cocine la base y dore la superficie.


Listo!


Otra opción es cambiar las manzanas por otras frutas como peras, frutos rojos, duraznos, pero ajustá la cantidad de azúcar según cada caso.
Hasta la próxima!

sábado, 12 de septiembre de 2009

Pancitos integrales de tomates secos, oliva y queso

Te propongo que veas el paso a paso y hagas estos pancitos deliciosos, ideales para una picada o para darle un toque sofisticado y diferente a una panera.

Rinde 24 u. de 40 g. c/u.

Harina integral 500 g. (podés reemplazarla por harina blanca)
Sal 10 g.
Levadura 20 g.
Aceite de oliva 40 g.
Agua 250 g.
Tomates secos 100 g.
Relleno:
Muzarella 200 g. aprox.

Antes que nada tenés que hidratar los tomates, para ello hervís agua, los cubrís y los dejás un rato hasta que se ablanden y al pincharlos estén tiernos. Luego les retirás el agua y los picás en trozos no muy chicos para que luego no se desarmen y desaparezcan.
Para la masa mezclá la harina tamizada junto con la sal, formá una corona e incorporá el azúcar, la levadura, el aceite y el agua e integrá de a poco del centro hacia afuera. Amasá hasta que resulte homogénea y lisa.



Luego incorporale los tomates secos y terminá de amasar hasta que queden bien distribuidos.



Formá un bollo, colocalo en un bol aceitado y cubrilo con una fina capa de aceite y dejalo fermentar 20 minutos.




Volcalo en la mesada, desgasificalo y cortá tiras, luego trozos de 40 g. y bollalos.





Con ayuda de aceite (lo justo y necesario para que no se adhiera la masa a las manos y a la mesa) colocá los bollos con el cierre hacia arriba y estiralos con los dedos en forma circular, colocale un trozo de queso en el centro, luego uní todos los bordes, dalo vuelta y bollalo suavemente para terminar de redondearlos.


 


Estibalos en la placa aceitada, tapalos y dejalos fermentar en un lugar cálido hasta duplicar su volumen.




Pintalos con aceite y espolvorealos con queso rallado.





Cocinalos en un horno fuerte (200 - 220 °C) de ser posible con vapor (colocá un recipiente con agua en la base del horno) hasta que estén cocidos, apróx 10 - 12 min.
Una vez listos pasalos a una rejilla para que se enfrien.


 



Podés freezarlos y cuando querés consumirlos les das un golpe de horno y quedan perfectos.




Que los disfrutes!

martes, 8 de septiembre de 2009

Torta suave de limón

Para un molde de 24 cm. de diámetro.

Crema de leche 250 g.
Azúcar 250 g.
Huevos 3 u. (150 g.)
Ralladura de limón 1 u.
Harina 0000 250 g.
Polvo de hornear 7 g.

Hacer esta torta es muy simple, rápida y su textura es muy suave y esponjosa.
Primero mezclá la de crema de leche (podrías reemplazarla por manteca, margarina o aceite) con el azúcar.


Luego incorporá los huevos y saborizá con la ralladura de limón (rallá sólo la parte amarilla).

 

Por último agregá la harina 0000 tamizada junto con el polvo de hornear (en este caso podés reemplazar por harina leudante) y mezclá hasta integrar bien.


Volcalo en un molde enmantecado y enharinado y cociná apróx. 40-50 min a 170°C (los tiempos suelen ser relativos porque dependen de cada horno).


Te conviene hacer toda la mezcla con batidor (de mano o eléctrico) porque al ser semi líquida te asegurás que no quede ningún grumo (una vez que le agregás la harina no mezcles en exceso, sólo lo necesario hasta integrarla).
Una vez listo desmoldalo sobre una rejilla y en caliente bañalo con glasé (mezclá azúcar impalpable,  ralladura y jugo de limón suficiente hasta obtener una textura espesa pero algo fluida) para darle una linda terminación y aportarle aún más sabor a limón.


Podés hacerla de otro sabor reemplazando la ralladura de limón por la de algún otro cítrico o esencia de vainilla, cacao, chips de chocolate, cubitos de manzana, etc, etc.
Otra opción es rellenarla con dulce de leche, crema o alguna mermelada y espolvorearla con azúcar impalpable o bañarla con ganache de chocolate. Variantes hay muchísimas, queda un vos elegir o crear la que más te guste! :)


martes, 1 de septiembre de 2009

Masa de tarta perfecta

Tips para que no se bajen los bordes al cocinarla!

Muchas veces, al querer precocinar o blanquear una masa de tarta (dulce o salada) sucede que en el horno los bordes se bajan, sin dejar espacio al relleno que se le va a colocar luego y quedando éstos muy gruesos y desprolijos (sobre todo si son masas con alto contenido de materia grasa).
Para que no te suceda esto es Muy importante que la masa esté bien descansada y fria, o sea, amasás, dejás descansar, forrás el molde y lo llevás al freezer un rato hasta que esté dura (o la dejás más tiempo en la heladera). Después lo sacás y directamente horneás (180-190°C).
Otra cosa que podés hacer es pinchar la base y/o colocarle encima papel de aluminio, manteca o film (resistente al calor) con porotos, lentejas o simplemente harina ya que el peso impedirá que la base se levante y quede despareja (por las burbujas que puedan formarse).
Luego, unos minutos antes de que esté lista se lo sacás con cuidado, le agregás el relleno y terminás de cocinarla. Si por ej. es para una tarta dulce que va a ser de crema y frutas y no puede ir al horno, la terminás de cocinar vacía (ya sin el peso) y una vez fría la rellenás.


Suerte!



© 2009-2010 Entre Panes y Tortas® - Todos los derechos reservados.
Todos los contenidos publicados en este Blog son propiedad de Entre Panes y Tortas.
Queda prohibida su reproducción total o parcial sin previo consentimiento del propietario.
www.entrepanesytortas.com