jueves, 29 de octubre de 2009

Triángulos de Ricota

De la familia del cheesecake y tarta de ricota, en esta ocasión una versión ideal para consumir con el café.
Fáciles y prácticos, se cortan y consumen como masitas sin necesidad de utilizar cubiertos.

Ricota 400 g.
Azúcar 120 g.
Huevos 100 g. (2 u.)
Ralladura de limón 1 u.
Almidón de maiz 50 g.
Harina 0000 30 g.
Polvo de hornear 3 g. (1/2 cdita.)

Mezclá la ricota (denominada requesón en otros países) junto con el azúcar y los huevos hasta integrar bien (con batidor preferentemente así queda más liso).



Incorporá la ralladura de limón junto con la harina, el almidón y el polvo de hornear tamizados. Si preferís utilizá naranja o vainilla en reemplazo del limón.

 

 

 Mezclá hasta integrar, volcá en un molde redondo de 26 cm. de diámetro previamente enmantecado y enharinado y emparejá la superficie.

 

Cociná en horno medio (180°C) hasta que esté cocido (va a estar firme y al clavarle un palillo va a salir seco).
Desmoldalo sobre una rejilla y dejalo enfriar.
Para decorar podés espolvorearlo con azúcar impalpable o a gusto. Cortá en porciones.

 



Otra opción es hacerlo en un molde cuadrado y que las porciones sean también cuadradas.
Conservalos refrigerados y en un recipiente con tapa o envueltos en film.

jueves, 22 de octubre de 2009

Masa para empanadas y tartas saladas

Esta masa se adapta para hacer empanadas y tartas, es muy fácil de hacer y el resultado muy bueno: sabrosa, sequita y crocante.

Harina 250 g.
Sal 5 g.
Agua 120 a 150 g.
Materia grasa 50 g. (manteca, margarina o grasa)

Formá una corona con la harina tamizada junto con la sal. En el centro incorporá la materia grasa a punto pomada (blandita) y el agua de a poco mientras unís los ingredientes del centro hacia afuera.
Una vez que integraste todo amasá hasta obtener una masa homogénea y lisa.
Tapala y dejala descansar 20 - 30 minutos.
Estirala con un palote o máquina para hacer pastas (o sobadora). Para hacer empanadas cortá círculos con un cortante y para tartas enmantecá y forrá el molde de la siguiente manera:



Luego colocá el relleno, cortá el excedente de masa de los bordes y terminala a gusto con un borde o repulgue. Si es un relleno con bastante líquido (crema, huevos) es necesario un molde que lo contenga pero podrías también optar por hacer una tarta clásica con tapa (pascualina, jamón y queso, etc), en este caso la armás y cocinás directamente sobre una placa de horno.

 

Cocinala en un horno medio hasta que dore, podés pintarla con huevo antes de hornear para que tome brillo y color dorado.



En el caso de las empanadas preferentemente hornealas a una temperatura alta ya que lo que tiene que cocinarse y dorarse es sólo la masa y si el horno estuviese tibio tardarían mucho, no tomarían buen color y el relleno herviría y la masa podría llegar a "explotar" o romperse (a quién no le ah pasado alguna vez?).

Buen apetito!




miércoles, 14 de octubre de 2009

Barritas de semillas

Estas barritas son ricas, super fáciles de hacer, aportan saciedad y todas las propiedades beneficiosas de las semillas.

Azúcar 100 g.
Miel 100 g.
Semillas varias 200 g.

Mezclá el azúcar y la miel y calentá hasta fundir.


 

 Incorporá las semillas (pueden ser la variedad que te guste como sésamo, girasol, lino o sólo de una clase).

 

Cociná revolviendo unos minutos asi se tuestan un poco y carameliza el azúcar (cuanto más tiempo de cocción, más duras van a ser).




Volcá la preparación sobre una plancha siliconada, un molde o mesada aceitada.
Estirala de apróx. 1 cm. de grosor con un palote aceitado.

 

 Cuando enfrie y tome cuerpo cortá con un cuchillo las barritas del tamaño que desees.

 

Conservalas bien envueltas al resguardo de la humedad.
A partir de esta receta podés hacer las modificaciones que quieras reemplazando parte de las semillas por frutas secas, deshidratadas, avena, coco, etc.

A pedido de muchos fans, la receta de la Rocklets Cake!

Bizcuit húmedo de chocolate
Chocolate semiamargo 150 g.
Manteca 140 g.
Azúcar 50 g.
Sal 1 pizca.
Yemas 6.
Claras 6.
Azúcar 180 g.
Harina 0000 140 g.
Cacao amargo 20 g.

Batí la manteca blanda con el azúcar (50 g.) hasta blanquear, luego agregá las yemas y el chocolate fundido tibio. Hacé un merengue con las claras y el azúcar (180 g.), tamizá la harina junto con el cacao y la sal.
Incorporá al batido de manteca el merengue y los secos en forma intercalada.
Volcá en un molde enmantecado y enharinado de 22 cm. de diámetro y hornealo a 180°C hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Desmoldalo sobre una rejilla y dejalo enfriar.

Almibar
Agua 200 g.
Azúcar 200 g.

Mezclá ambos y colocá al fuego. Cuando rompa hervor cociná 3 minutos sin revolver y apagá el fuego. Enfrialo y utilizalo con un pincel para humedecer todas las capas del bizcocho.

Crema de dulce de leche (relleno)
Crema de leche 250 g.
Dulce de leche repostero 250 g.
Nueces y chips de chocolate c/n

Batí la crema junto con el dulce de leche hasta que tome cuerpo y forme picos, al igual que una crema chantilly. Incorporle las nueces y el chocolate y mezclá suavemente hasta integrar.

Ganache de chocolate (cubierta)
Crema de leche 200 g.
Chocolate semi amargo 200 g.
Manteca 30 g.
Glucosa 10 g.

Calentá la crema junto con la glucosa, una vez que rompe hervor volcala sobre el chocolate picado y mezclá hasta integrar. Agregá la manteca fria. Utilizala tibia para bañar la torta.

Por último, los protagonistas de esta torta, los confites de chocolate!!! la cantidad necesaria según la decoración que desees hacerle.


 
 

Que la disfrutes!

jueves, 8 de octubre de 2009

Cookies con chips de chocolate


Riquísimas y fáciles cookies ideales para hacer en familia, inclusive con los chicos. Las formamos con cuchara como se hace tradicionalmente.

Para apróx. 36 u.

Manteca 200 g.
Azúcar 300 g.
Huevos 100 g. (2 u.)
Esencia de vainilla c/n
Harina 0000 320 g.
Polvo de hornear 5 g.
Chips de chocolate semi amargo 350 g.

Mezclá la manteca pomada con el azúcar hasta formar una crema.



Agregá el huevo, la esencia de vainilla y uní.

 


 Incorporá el chocolate, pueden ser chips o chocolate picado en trozos más grandes para que se note más.





Por último agregá la harina tamizada junto con el polvo de hornear. Integrá bien.






Tapá la masa con film y llevala a la heladera hasta que enfríe y tome cuerpo (por la manteca). Cuanto más fría esté la masa, menos se expanderán o perderán la forma durante la cocción.
Sobre una placa enmantecada formá bolitas con una cuchara o un bochero para servir helados (humedecelo con agua antes de usar así se adhiere menos la masa y te es más fácil). Dejá espacio entre ellas.



 Cocinálas en un horno a 180 °C por apróximadamente 10 a 12 minutos; van a dorarse suavemente la base y los bordes. Al salir del horno son blandas y delicadas, al enfriarse endurecen.
Colocalas en una rejilla para que se enfrien y luego conservalas en un recipiente bien cerrado.


 
 


viernes, 2 de octubre de 2009

Muffins de banana, chocolate y nueces

Estos muffins son húmedos y aromáticos gracias a la banana. La combinación con el chocolate y las nueces forma el broche de oro perfecto.

Manteca 150 g.
Azúcar 150 g.
Miel 15 g.
Huevo 100 g. (2 u.)
Esencia de vainilla c/n
Bananas 2 u.
Jugo de limón 15 g.
Harina 0000 200 g.
Polvo de hornear 6 g.
Leche 100 g.
Chocolate semi amargo 80 g. (chips o picado)
Nueces 50 g.

Antes que nada te cuento que no es imprescindible que tengas los moldes especiales para muffins, esto no tiene que ser un impedimento para que realices éstos o cualquier otro. Directamente vas a utilizar pirotines (moldes de papel), lo que te recomiendo es que coloques de a dos moldes para que contengan bien la masa y no se deformen mucho por el peso (una vez cocidos le retirás uno). Por supuesto que si tenés los moldes (metalicos, siliconados, etc) siempre van a salir más parejitos y crecer bien hacia arriba con la clásica forma ya que no van a permitir que se expandan hacia los costados, pero te voy a mostrar esta opción para que compruebes que también se puede. Ahora sí, manos a la obra!

Mezclá la manteca pomada con el azúcar y la miel.



 Agregá el huevo, la esencia e integralo bien.

 

Incorporá la banana pisada (puré) y rociada con el jugo de limón (para evitar la oxidación).
Mezclá en un bowl el chocolate con las nueces y agregales un poco de la harina sólo para que queden recubiertos o rebozados (para que en la cocción se mantengan en su lugar y no se vayan al fondo del molde).
Agregá la harina tamizada junto con el polvo de hornear y la leche.
 


Por último el chocolate y las nueces e integrá.






Colocá la mezcla en los moldes hasta la 3/4 parte de los mismos, decorá con nueces picadas y hornealos a 180 °C (horno medio) hasta que al pincharlos con un palillo éste salga limpio.

 
 

Otra opción es que los cocines sin espolvorearle las nueces y una vez frios los bañes con chocolate y les espolvores nueces por encima.










jueves, 1 de octubre de 2009

Masitas de queso

Estas masitas son ideales para cualquier ocasión y tienen la característica de ser suaves y húmedas gracias al agregado del queso crema.
Imposible no tentarte con sólo sentir el aroma que saldrá de tu cocina al realizarlas.

Rinde 3 docenas.

Manteca 100 g.
Harina 0000 100 g.
Polvo de hornear 2 g. (media cdta.)
Sal 2 g.
Queso rallado 100 g.
Queso crema 100 g.
Leche 30 g.

Formá un arenado con la harina, sal, polvo de hornear tamizados y la manteca fría.



Incorporá el queso (parmesano o a gusto) rallado y mezclá.



Agregá e integrá el queso crema, podés utilizar alguno clásico cremoso o mejor aún tipo philadelphia, ahora hay mucha variedad para elegir.




Uní la masa con la leche sin amasar, lo idea sería que la freses (aplastes) con un cornet o la palma de la mano 1 o 2 veces para que se integren todos los ingredientes, le transmitas el menor calor posible y se ablande menos la masa (se derrite la manteca).


 
 

Formá un cilindro, envolvelo en film y llevalo al freezer unos 10 a 15 minutos hasta que esté firme.



Cortá rodajas de apróx. medio centímetro y estibalas en una placa enmantecada.
Otra forma sería que estires la masa con un palote y cortes formas con diferentes cortantes, luego procedés igual.




 Pintalas con huevo y decorá a gusto. Yo utilicé nueces, orégano, amapola, sésamo, ají molido.

 

 Cocinalas a horno fuerte (200°C) hasta que la base esté doradita y apenas la superficie. Van a estar blandas, están bien asi, al enfriarse toman cuerpo.

 

Enfrialas sobre una rejilla y luego conservalas en un envase bien cerrado... si no se las comen antes :D







© 2009-2010 Entre Panes y Tortas® - Todos los derechos reservados.
Todos los contenidos publicados en este Blog son propiedad de Entre Panes y Tortas.
Queda prohibida su reproducción total o parcial sin previo consentimiento del propietario.
www.entrepanesytortas.com