miércoles, 17 de febrero de 2010

Torta de Cerveza, Chocolate y Miel

Esta torta es esponjosa, húmeda y tierna. Se conserva bien y se acentúan más los sabores al pasar uno o dos días.
La cerveza le da un toque especial y sutil, por eso van a poder disfrutarla quienes les guste y quienes no les guste la cerveza.
Sirve también para aprovechar los restos que muchas veces quedan sin gas en la botella y nadie quiere tomarlos.
El glaseado final acentúa suavemente el sabor a la cerveza.

Para 1 molde de 22 cm. de diámetro.

Manteca 150 g.
Azucar negro 130 g.
Miel 100 g.
Huevos 150 g. (3 u.)
Chocolate semi amargo 100 g. (puede ser chocolate para taza)
Canela 1/2 cdita.
Harina 0000 300 g. (o harina leudante y suprimir el polvo de hornear)
Polvo de hornear 9 g.
Cerveza rubia 200 g. (o negra si te gusta más)

Glasé:
Aúcar impalpable 100 g.
Cerveza c/n
Chocolate rallado c/n

Esta receta podés hacerla tanto con batidor de mano como con batidora.
Colocá en un bowl la manteca blanda junto con el azúcar y la miel. Batí hasta formar una crema (cremar), la misma por más que contenga azúcar negro va a blanquearse por la incorporación de aire.

 

  

Incorporá los huevos a temperatura ambiente siempre de a uno mientras batís, te recomiento agregar uno, batir hasta que quede bien incorporado (emulsione) y repetir la operación con los otros dos huevos.



 

Incorporá el chocolate previamente fundido y a temperatura ambiente y mezclá hasta integrarlo.

 

  

Agregá un poco de cerveza, la canela y la mitad de la harina tamizada junto con el polvo de hornear. Mezclá (ya con estátula, sin batir), agregá el resto de la cerveza y de harina y polvo.




  

Integrá bien la mezcla y volcála en un molde metálico enmantecado y enharinado o directamente en uno siliconado. Podés hacerla en el molde con la forma que desees, incluso en una budinera grande o en moldes para muffins.
 

  


Cocinala en un horno precalentado a 170°C hasta que al clavarle un palillo este salga limpio. Al ser una preparación húmeda tarda un poco más de tiempo, esta tardó apróx. 50 min., pero siempre varía de acuerdo a cada horno.

 

  

Para el glasé tamizá el azúcar impalpable e incorporale muy de a poco gotas de cerveza y mezclalo, te digo muy de a poco porque si te pasás con el líquido vas a tener que agregarle más azúcar impalpable y terminarás teniendo glasé para dos tortas :)

  

Cuando adquiere una consistencia de "cinta", ni muy espeso ni muy fluido ya está listo. Conservalo tapado para que no se seque.


Cuando retirás la torta del horno dejala que se enfríe un rato, desmoldala sobre una rejilla y glaseala volcándole el gláse por encima o distríbuyéndolo con un pincel. Espolvoreá con el chocolate rallado, podés hacerlo diréctamente pasándole el pela papas a una barra de chocolate.

 

Conservala bien tapada y en un lugar fresco. También podés freezarla.

2 comentarios:

  1. Queeeee Rico!!!!!!
    Che Romi... das cursos de repostería?

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Sí, doy clases de Panadería y Pastelería en un instituto de gastronomía y estoy organizando unos cursos en forma particular. Besos!

    ResponderEliminar




© 2009-2010 Entre Panes y Tortas® - Todos los derechos reservados.
Todos los contenidos publicados en este Blog son propiedad de Entre Panes y Tortas.
Queda prohibida su reproducción total o parcial sin previo consentimiento del propietario.
www.entrepanesytortas.com