miércoles, 19 de mayo de 2010

Figacitas de Manteca

Estas figacitas son especiales, super tiernas y húmedas, ideales para sandwichs. La manteca les otorga mucho sabor, aroma y una mayor conservación.

Rinde apróx. 25 u. de 40 g.

Harina 0000 500 g.
Sal 10 g.
Azúcar 15 g.
Levadura 20 g.
Leche 280 g. apróx.
Manteca (mantequilla) 75 g.

Tamizá la harina junto con la sal, formá una corona (en la mesada o en un bowl) y en el centro incorporá el azúcar, la levadura y parte de la leche apenas tibia. Podés reemplazarla por agua pero con leche quedarán más blancas y tiernas.



Mezclá hasta disolver la levadura, incorporá la manteca pomada e integrá la harina de a poco mientras incorporás el resto de la leche.



Una vez unidos los ingredientes comenzá a amasar. Tiene que quedar tierna, no dura. Al principio se va a pegar un poco pero con el amasado se despegará sola.
Amasá 10 minutos hasta obtener una masa lisa y elástica.



Formá un bollo, tapalo y dejalo fermentar en un lugar cálido hasta que duplique su volúmen.


Desgasificalo. Con un cornet o un cuchillo cortá tiras paralelas y luego piezas de 40 g. para figacitas medianas. Pueden ser más grandes o más chicas según tu preferencia.




Bollalas y estibalas en una placa enmantecada sin dejar mucho espacio entre ellas.


Tapalas y dejalas descansar 5 minutos. Aplastalas con los dedos, tienen que quedar unidas entre si, ténicamente sería "encadenadas". De esta manera las figacitas van resultar más húmedas y se conservarán más tiempo.
Tapalas y dejalas fermentar.


Pintalas con manteca fundida. Cocinalas en un horno fuerte (200 - 220 °C) de ser posible con vapor (colocá un recipiente con agua en la base del horno) hasta que estén cocidas, apróx 15-20 min. Tienen que quedar apenas doradas. Retiralas del horno, pintalas con manteca y pasalas a una rejilla para que se enfrien.



Conservalas en una bolsa o recipiente bien cerrado.



martes, 18 de mayo de 2010

Dulce de Leche

Dulce de Leche, Manjar, Manjar blanco, Cajeta, Dolce de Leite, Arequipe, Fanguito. Aunque su nombre varíe según el país, será igual de delicioso en cualquier lugar en donde nos encontremos.
Lleva su tiempo de preparación pero el resultado vale la pena.

Para apróx. un frasco de 450 g.

Leche entera 1 l.
Azúcar 300 g.
Bicarbonato de Sodio 3 g. (1/2 cdita.)
Esencia de vainilla c/n.

Colocá en una olla amplia y de fondo grueso la leche junto con el azúcar y el bicarbonato (se le agrega para que el dulce tome un mejor color y evitar que la leche se corte al concentrarla).


Cociná a fuego medio hasta que rompa hervor. Es fundamental que no te descuides mientras lo hacés, tenés que revolver constantemente o por lo menos a cada ratito.
Bajá el fuego a mínimo y seguí cocinando hasta que la leche se vaya reduciendo (evaporando) y la preparación tome cada vez color más dorado o amarronado (caramelicen los azúcares).



Incorporá la esencia de vainilla. También podés optar por colocar en la leche una vaina de vainilla desde el comienzo de la cocción.
Hacer el dulce puede llevarte apróximadamente una hora y media. Para saber si está listo colocá un poquito en un plato, levalo a la heladera o freezer unos instantes y comprobá si tiene la textura adecuada. No va a quedar muy firme ya que no tiene espesantes ni gelificantes, pero una vez frío va a tomar más cuerpo.


Una vez listo colocalo en un frasco esterilizado si querés que se conserve más tiempo, sino en un frasco bien limpio y rociado con alcohol y guardalo en la heladera.




lunes, 3 de mayo de 2010

Bocaditos de Queso y Cebolla

Estos bocaditos, budincitos o mini muffins son muy fáciles y rápidos de hacer e ideales para formar parte de una picada o saborear antes de una comida.
Con la misma masa se pueden hacer de diferentes sabores y son ricos tanto fríos como tibios.

Harina 0000 180 g.
Polvo de hornear 5 g. (1 cdita.)
Sal 5 g.
Cebolla 150 g.
Azúcar 5 g.
Queso rallado 50 g.
Huevos 100 g. (2 u.)
Aceite 90 g. (oliva o neutro)
Leche 150 g.
Orégano u otras hierbas a gusto

Rehogá la cebolla picada utilizando un poco del mismo aceite de la receta, una vez que transparentó incorporale el azúcar y cocinala hasta que tome color dorado.


En un bowl incorporá los huevos, la leche, el aceite restante, las hierbas y con un batidor mezclá hasta integrar.


Agregá la cebolla y el queso rallado y mezclá.



En otro bowl colocá la harina y polvo de hornear tamizados junto con la sal. Agregale la mezcla anterior (los líquidos) y mezclá sólo hasta integrar bien.



Colocá la masa con ayuda de una manga o una cuchara en moldecitos enmantecados y enharinados, en pirotines de papel o en moldes de silicona, la forma y el tamaño son a gusto. Espolvorealos con queso rallado.


Cocinalos en un horno precalentado a 190°C. hasta que estén cocidos y la superficie dorada (de 15 a 20 minutos). Desmoldalos y dejalos enfriar sobre una rejilla.


Conservalos en una bolsa o tupper bien cerrado.
Para hacerlos de otros sabores realizá la masa de la misma manera y reemplazá la cebolla y el queso por otros ingredientes como fiambres, vegetales, hierbas, tomates secos, cubitos de queso, etc.





© 2009-2010 Entre Panes y Tortas® - Todos los derechos reservados.
Todos los contenidos publicados en este Blog son propiedad de Entre Panes y Tortas.
Queda prohibida su reproducción total o parcial sin previo consentimiento del propietario.
www.entrepanesytortas.com